Lactancia

Lactancia y COVID-19

Lactancia y COVID-19

La evidencia actual sugiere que no es probable que la leche materna propague el virus al bebé.

Usted, junto con su familia y proveedores de atención médica, debe decidir si comenzará a amamantar o continuará amamantando. La leche materna brinda protección contra muchas enfermedades y es la mejor fuente de nutrición para la mayoría de los bebés.

Durante el periodo de lactancia puede vacunarse contra el COVID-19.

Consejos útiles para iniciar o reiniciar el periodo de lactancia

Tal vez le resulte difícil comenzar a amamantar o seguir haciéndolo si no comparte la misma habitación con su recién nacido en el hospital. A continuación encontrará algunos consejos útiles:

  • La extracción manual o con un extractor ayuda a establecer y armar el suministro de leche en caso de que deba separarse de su recién nacido en el hospital.
  • Extráigase leche o alimente a su bebé cada 2 a 3 horas (al menos de 8 a 10 veces en 24 horas, incluso por la noche), especialmente durante los primeros días. Esto ayuda a las mamas a producir leche y previene la obstrucción de los conductos galactóforos y la aparición de infecciones mamarias.
  • Si no logra comenzar a producir leche en el hospital luego de dar a luz, o si ha interrumpido temporalmente la lactancia durante su enfermedad de COVID-19 porque no se siente bien, obtenga ayuda de un proveedor de apoyo de la lactancia. Obtenga más información acerca de cómo reiniciar el período de lactancia (también denominado relactancia).

Lávese siempre las manos con agua y jabón durante 20 segundos antes de amamantar o extraerse leche materna, incluso si no tiene COVID-19. Si no dispone de agua y jabón, use algún desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.

Si tiene COVID-19 y decide amamantar al bebé:

  • Lávese las manos antes de amamantar al bebé
  • Use mascarilla mientras amamanta y siempre que se encuentre a menos de 6 pies de su bebé.

Si tiene COVID-19 y decide extraerse la leche:

  • En lo posible, use su propio extractor de leche (uno que no comparta con ninguna otra persona).
  • Use mascarilla durante la extracción.
  • Lávese las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos antes de tocar cualquier parte del extractor o el biberón, y antes de extraer leche materna.
  • Siga las recomendaciones para una correcta limpieza del extractor luego de cada uso.  Limpie todas las partes del extractor que hayan estado en contacto con la leche materna.
  • Considere hacer que un cuidador sano que no tenga COVID-19, que no tenga mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 y que esté viviendo en la misma casa alimente al bebé con la leche materna extraída. Si la persona encargada de los cuidados vive en la misma casa o ha estado en contacto cercano con usted, es posible que haya estado expuesta al virus. Todos los cuidadores que alimenten al bebé deben usar mascarilla mientras lo atienden durante todo el tiempo que usted permanezca en aislamiento y durante su propio periodo de cuarentena luego de que usted haya completado el aislamiento.
 

Mantener a su bebé seguro y saludable

No le coloque ningún tipo de mascarilla a su bebé

  • Los niños menores de dos años de edad no deben usar mascarillas.
  • Las mascarillas faciales podrían aumentar el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)o asfixia y estrangulamiento accidental. Los bebés son inquietos y su movimiento puede provocar que el protector facial de plástico les obstruya la nariz y la boca, o hacer que la correa los estrangule.
  • Los CDC no recomiendan el uso de protectores faciales como reemplazo de las mascarillas.

Limite la cantidad de visitantes que pueden ver a su nuevo bebé

El nacimiento de un nuevo bebé es un evento importante de la vida que suele reunir a las familias para celebrar y brindar contención al bebé y a la nueva mamá. No obstante, antes de permitir el ingreso de visitantes en su hogar o dejar que otras personas se acerquen al bebé, evalúe el riesgo de COVID-19 suyo, de su bebé, de las personas que viven con usted y de los visitantes (p. ej., abuelos o adultos mayores y otras personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19).

  • Permitir que otras personas que no viven con usted ingresen a su hogar puede aumentar el riesgo de propagar el COVID-19.
  • Algunas personas que no presentan síntomas pueden propagar el virus.
  • Limite los encuentros presenciales y evalúe otras opciones, como realizar celebraciones virtuales, para quienes deseen ver a su nuevo bebé. Si planea recibir visitas, pídales a los invitados que se queden en casa si están enfermos y que permanezcan a 6 pies de distancia de usted y de su bebé, usen mascarilla y se laven las manos al visitar su hogar. Para obtener más información, vea las consideraciones para organizar o asistir a pequeños encuentros.

Mantenga la distancia entre su bebé y las personas que no viven en su casa o que están enfermas

  • Evalúe los riesgos de que usted o su bebe se infecten por COVID-19 antes de decidir salir para realizar actividades que no sean visitas de atención médica o cuidado infantil.
  • Mantenga 6 pies de distancia entre su bebé y las personas que no viven en su casa.
  • Consúltele a su programa de cuidados infantiles acerca de los planes que han implementado para proteger a su bebé, a su familia y a los miembros del personal del COVID-19.

Conozca los posibles signos y síntomas de la infección por COVID-19 en los bebés

  • La mayoría de los bebés que dan positivo para el COVID-19 presentan síntomas leves o no presentan síntomas.
  • Se han notificado casos de enfermedad grave en bebés, pero son poco frecuentes. Los bebés con afecciones subyacentes y los bebés prematuros (que nacieron antes de las 37 semanas de gestación) podrían tener mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.
  • Los signos notificados entre recién nacidos con COVID-19 incluyen fiebre, letargo (sentirse demasiado cansado o inactivo), moqueo, tos, vómitos, diarrea, mala alimentación, y una mayor dificultad para respirar o respiración superficial.
  • Si su bebé presenta síntomas o cree que su bebé podría haber estado expuesto al COVID-19:
    • Póngase en contacto con el proveedor de atención médica de su bebé dentro de las 24 horas y siga las medidas para cuidar a niños con COVID-19.
    • Si su bebé presenta signos de advertencia de emergencia del COVID-19 (como dificultad para respirar), llame al 911 o llame antes a su centro de emergencias local. 
      • Notifique al operador que necesita atención para un bebé que tiene o podría tener COVID-19.